Los Barriletes de Santiago Sacatepéquez

Tradicionalmente en Guatemala, el 1 de noviembre, los seres queridos visitan las tumbas de los que han pasado de este mundo al siguiente. Adornan las tumbas de sus antepasados con flores y velas y comen fiambre. Es el día de los muertos y, en Santiago Sacatepéquez, un pueblo no muy lejos de Antigua, los cielos se llenan de una multitud de barriletes de colores hechos a mano.

La preparación para el día de los muertos, en Santiago Sacatepéquez, comienza cuarenta días antes del 1 de noviembre, cuando los jóvenes forman grupos que comienzan la construcción de los barriletes. Tradicionalmente, los jóvenes hacen la mayoría de la obra, pero las mujeres jóvenes de hoy también hacen barriletes.  Juntos, discuten y seleccionan los temas para los barriletes de intrincado diseño. Los temas pueden ser políticos, religiosos o culturales y, a menudo, se basan en los eventos de noticias nacionales.

Todos los materiales utilizados para los barriletes son naturales. El pegamento está hecho de harina de yuca mezclada con trozos de cáscara de limón y agua. Los cables utilizados para las pitas  de los barriletes están hechos de maguey, de la misma planta de donde se extrae el alcohol del tequila. Las colas de los barriletes están hechas de tela tejida. Los marcos de los barriletes más pequeños son hechos tejiendo los tallos de castilla, una planta similar al trigo, que se cultiva cerca de Santiago. Los marcos para los barriletes más grandes están hechos de bambú que se recoge en la costa.

Antes del día de los muertos, el último domingo de octubre, el pueblo de Santiago lleva a cabo una competencia para determinar cuál es el mejor barrilete. Los barriletes son juzgados en base a sus colores, la construcción, diseños y temas. La gente del pueblo, generalmente, muestra mayor apreciación por los barriletes que poseen los detalles más intrincados y difíciles y los temas a favor de la ancestral cultura maya.

El 1 de noviembre, a las 4 AM, el cementerio de Santiago Sacatepéquez comienza a llenarse de familias portadondo de ofrendas florales y ramas de flores para las tumbas de sus difuntos. Durante la limpieza, pintura y adorno de las tumbas de la familia, la gente charla con los vecinos, recordando con cariño al difunto. Rezan juntos cerca de las tumbas y comparten la comida con los demás. Fuera del cementerio, los vendedores ofrecen deleites especiales por la festividad y el siempre favorito atol de maíz. Las campanas de la iglesia suenan para anunciar la misa y los grupos de jóvenes, portando barriletes como pancartas, comenzarán a llegar al cementerio. Ellos esperan que un viento fuerte eleve sus barriletes gigantes a los cielos.

La tradición de volar barriletes en los cementerios de Guatemala en el día de los muertos se remonta por lo menos 111 años. Durante esta época especial del año, cuando la frontera entre el mundo de los vivos y los muertos se cree que es más porosa, la gente adjunta mensajes escritos a mano de las colas de los barriletes. Estos mensajes están destinados a llegar a los espíritus celestiales cuando los barriletes asciendan al cielo, haciéndoles saber que son buscados y además los ayudan en su viaje del cielo a la tierra. Los barriletes prueban los vientos y guían a los espíritus hasta las cuatro de la tarde, cuando los bajan y las familias se reúnen en casa para esperar la llegada de las almas.

A las 4 AM, del 2 de noviembre, los ciudadanos comienzan a moverse de nuevo hacia el cementerio, con velas en sus manos para que los espíritus que han estado con ellos en la noche puedan regresar a sus hogares. Mientras la festividad va terminando, los niños más pequeños demuelen sus barriletes como una señal para los espíritus que su visita terrenal ha terminado y que ahora deben regresar al cielo. Los barriletes gigantes, que se han mantenido en buena forma, son elevados al aire por última vez. Se cree que los más antiguos espíritus son los últimos en salir y los barriletes gigantes les ayudarán al conducirlos de nuevo al cielo. Más tarde los barriletes se queman en el interior del cementerio con la esperanza de que el humo  guíe cualquier espíritu vagabundo de regreso al cielo.

Durante los últimos seis años, la Fundación Nahual ha abierto sus puertas a quienes están interesados en aprender más sobre la tradición de construir un barrilete de Santiago Sacatepéquez. Con la ayuda de jóvenes de la Asociación para el Desarrollo de Santiago Sacatepéquez, ustedes pueden construir su propio barrilete todos los sábados del mes de octubre de 9 AM a 4 PM en la Fundación Nahual. Se tarda aproximadamente una a dos horas y, por supuesto, los niños son bienvenidos a participar. El costo de construir su propio barrilete  es de Q100 (incluye materiales).

El día de los muertos y los barriletes gigantes de Santiago Sacatepéquez son  tradiciones únicas que no deberían perderse. Infórmese acerca de los viajes especiales en la Fundación Nahual y agencias de turismo locales.

Para obtener más información, visiten la Fundación Nahual en la 2a. Avenida Norte No. 6-B, La Antigua Guatemala, llamen al 7832-0167, vayan a www.fundacion-nahual.org ó escriban al correo electrónico info@fundacion-nahual.org.

About the Author

has written 2 posts on this blog.

One Comment on “Los Barriletes de Santiago Sacatepéquez”

  • Gilbedrto wrote on 24 diciembre, 2010, 17:39

    Es grato leer de esta tradiciòn mistica de los barriletes de santiago Sacatepèquez; Pero quiciera invitar a la Fundaciòn nahual a que se hacerque a nuestra asociación y juntos apoyemos esta tradiciòn y no lo comercializemos en beneficio propio, ya que de esos Q100.00 que ustedes estan cobrando por bararilete podrìamos canalizarlo a nuestgros artistasa a travès de Asociaciòn Santiaguense Para el Desarrollo Cultural ASOSDEC. Asì tambén pedirles de favor cualquier actividad de nuestros magestuosos barriletesm, sea siempre a travès de ASOSDE. que es la unica organizaciòn que se ha preocupado por impulsar y fomentar el arte en nuestra comunidad. asosdec@gmail.com

Copyright © 2014 Qué Pasa Magazine. All rights reserved.
Proudly powered by WordPress. Developed by grupoquepasa