La Puntada del Mes en el Museo Ixchel del Traje Indígena

Las manos maravillosas de los mayas realizaban puntadas inspiradas en su cosmovisión ancestral. Sus hermosos huipiles de telas o cortes tejidos todavía se engalanan con vistosos diseños que muestran la riqueza de la identidad maya.
La palabra huipil viene del vocablo náhuatl “Huipilli” que significa “mi tapado”, en otros idiomas mayas se le conoce como “po´t”.

“El huipil distingue la identidad de la etnia, la posición socioeconómica y el estado civil; el huipil ceremonial se usa en la pedida de mano, matrimonios, bautizos y cofradías”.
El huipil se confecciona a mano y tarda de dos a tres meses su realización en un telar de cintura, de palitos o mecapal. Alfonso Villa señala que el huipil fue evolucionando, aproximadamente desde 1560, pues los españoles trajeron el telar de pedales, el de caracolas y la técnica del brocado.

Los mayas utilizaban el algodón y el henequén para confeccionar los huipiles y, ya en la época colonial, se incluyó la lana y la seda. Hoy en día se utilizan también las fibras sintéticas como el rayón, la lustrina y la sedalina.

Desde la época prehispánica se teje en telar de cintura y se utilizaban agujas para unir los lienzos tejidos. Estos tejidos se decoraban utilizando la técnica de brocado, en donde se suman hilos de color en la trama del tejido para crear un diseño.
Posteriormente, se incorpora el bordado en la tradición textil maya guatemalteca. El tejido y el bordado no son términos intercambiables, pues el tejido es una técnica en donde se elabora y construye la estructura, se forma la tela o un lienzo entre trama y urdimbre, y el bordado es una técnica decorativa que se realiza con aguja sobre una tela tejida o sobre tela industrial.

En Guatemala, el Museo Ixchel del Traje Indígena (una entidad privada sin fines de lucro) tiene como misión coleccionar, conservar, documentar, rescatar, exhibir y educar en torno a la tradición textil indígena guatemalteca resaltando su valor cultural, técnico y artístico. Su visión es mantener el liderazgo en el campo en el que se desarrolla y contribuir al conocimiento y difusión de la riqueza cultural del país.

El Museo cuenta con salas de exposiciones, colecciones textiles y pictóricas, así como, publicaciones de interesantes libros sobre el tema textil maya. Una de estas salas es una sala interactiva donde se presenta “La historia de un hilo”, que propone que los padres e hijos, interactúen para aprender los diferentes procesos de la elaboración de un textil. Esta sala implementa una metodología que abarca tres hilos conductores: Exploración Sensorial, Pensando con las Manos y Formando Identidades.

Hellen Ascoli – la Directora de Educación del Museo Ixchel del Traje Indígena – nos cuenta que Artemis Libros y el Museo Ixchel del Traje Indígena, realizan el primer sábado de cada mes – de 1 a 5 PM – una actividad llamada “La puntada del mes”, en el espacio cultural de Artemis AVIA. La actividad es gratuita, y se viene realizando desde el año pasado con el propósito es crear un espacio de aprendizaje compartido donde se pueden dar a conocer puntadas inspiradas en la riqueza textil maya.

Un complemento ideal para esta actividad son las clases del uso y manejo del telar de cintura que se imparten en la escuela de tejido, que funciona periódicamente en el Museo.

Notas:
1.Villa Rojas, Alfonso (1995) Estudios etnológicos, Los Mayas. Universidad Nacional Autónoma de México.

2. Hellen Ascoli. Directora de Educación del Museo Ixchel del Traje Indígena. Ciudad de Guatemala.

+ Info
2331-8081 / 82 | Educacion@museoixchel.org | Museixchel.org | Ixchel Museum of the Indigenous Costumes |6th Final Street, Zone 10, Francisco Marroquín University Cultural Center (UFM). 

Written by: Vera Bolaños

 

About the Author

has written 1891 posts on this blog.

Copyright © 2018 Qué Pasa Magazine. All rights reserved.
Proudly powered by WordPress. Developed by grupoquepasa