Entrevista con el Barriletero Julio Roberto Asturias Chiquitó

La celebración del Día de Todos los Santos, el 1 de noviembre, en los pueblos mayas kaqchikeles de Sumpango y Santiago Sacatepéquez es única en América Latina. Su tradición incluye la fabricación de barriletes gigantes construidos completamente de bambú y papel de china y cubiertos de imágenes. Julio Asturias ha sido un barriletero en Sumpango por dieciocho años. Julio es un maestro de escuela quien también enseña a hacer barriletes en las escuelas de Sacatepéquez. Él tiene familia en Sumpango y viaja a promover y exhibir los barriletes gigantes en el interior de Guatemala y a nivel internacional.

 

 

 

Usted nació en Sumpango. ¿Cuál es su historia personal con los barriletes?

 

Cuando tenía nueve años, hice mi primer barrilete, un pequeño barrilete en la escuela. No teníamos los materiales entonces utilizamos papel de periódico. Mis tíos y mi abuelo eran barrileteros quienes trabajaron con los barriletes gigantes. Mi abuelo trabajaba en la Ciudad de Guatemala y recuerdo que él traía a casa paquetes de papel de colores, el papel de china, que utilizamos para hacer los barriletes gigantes.

 

Me invitaron a unirme al grupo Happy Boys cuando tenía dieciséis años. Ellos son conocidos por tener muchos artistas en el grupo y por ser innovadores. Los miembros del grupo llegaron a mi casa a buscarme y preguntar si me gustaría unirme a su grupo. Muchas veces los grupos invitan a los niños a aprender y unirse a ellos. A veces los niños piden unirse a los grupos.

 

Cada grupo se organiza de manera diferente. En Happy Boys ponemos mucha atención a los detalles; es una regla de nuestro grupo. Si hacemos un rostro, lo hacemos realista; si estamos haciendo una figura vestida con un traje típico, reproducimos el propio diseño del huipil en el papel de china. Al retratar un paisaje guatemalteco, lo hacemos lo más realista posible, de manera que las personas que ven los barriletes pueden imaginarse el lugar que parece a lo que están viendo. A veces tenemos que cortar el papel en tamaños de 5 milímetros o 3 milímetros. Cuando me uní a Happy Boys en 1994, ya estaban diseñando formas fuera del octágono tradicional – fueron el primer grupo de hacer esto.

 

 

 

Haciendo barriletes de hasta 20 metros con diseños tan complicados usando papel de china es un reto enorme.

¿Cómo son organizados los grupos? ¿Cuál es el primer trabajo para un barriletero nuevo?

 

La primera tarea que se hace en el grupo es cortar el papel. Es el nivel más bajo: donde uno tiene que empezar y comienza a aprender. Después de dos o tres años, uno empieza a aprender a juntar las piezas para hacer diferentes figuras o animales.

 

Algunos grupos tienen un solo diseñador, un artista que dibuja el barrilete; otros diseñan juntos el barrilete. Los puestos de trabajo dependen de las capacidades y habilidades de la persona. Tal vez la persona puede dibujar parte del diseño o incluso todo el diseño del barrilete. O tal vez puede combinar los colores – hay gente muy hábil en eso. También los colores cambian con la luz del sol y durante diferentes horas del día, entonces la persona debe tener eso en cuenta. También hay coordinadores quienes montan el barrilete y supervisan el trabajo de las diferentes partes de los barriletes – tienen que tener de ocho a diez años de experiencia con los barriletes.

 

 

 

¿Cuántas horas pasan los barrileteros trabajando en sus barriletes para el festival?

 

Es mejor contar el tiempo en meses que en horas.

 

Comenzamos la construcción de los barriletes en julio y terminamos el día del festival, el 1 de noviembre. Entre semana, de lunes a viernes por la noche, empezamos a las siete de la noche y trabajamos hasta la una o las dos de la mañana. Los fines de semana comenzamos a las dos de la tarde del sábado y trabajamos hasta el mediodía del domingo, durante toda la noche. La mayoría de los barrileteros no están casados; son estudiantes y trabajadores de todo tipo, por ejemplo, contadores, obreros, abogados, carpinteros, electricistas y agricultores.

Así que una gran parte del trabajo con los barriletes es vivir esta vida y experimentar lo que es hacer un barrilete día a día. Uno establece relaciones con las personas del grupo y con los barrileteros de otros grupos. Los fines de semana, los miembros del grupo comparten comida y tiempo juntos, así como el trabajo.

 

 

 

¿Cuántas personas en Sumpango participan en hacer barriletes?

Entre 75 y 80 grupos, cerca de 600 barrileteros, participan en hacer barriletes para el festival. Además del festival, la mayoría de la gente en Sumpango prepara barriletes para el Día de Todos los Santos. Muchas personas acá no van a la fiesta porque se llena de gente, entonces prefieren quedarse en casa con sus familias y volar sus barriletes en sus jardines o en el cementerio.

 

 

 

Miles de personas acuden a Sumpango el 1 de noviembre para el festival. ¿Cómo ha afectado el turismo a la celebración del Día de Todos los Santos y al significado espiritual de los barriletes en Sumpango?

Antes de los festivales, los barriletes fueron nuestra tradición, una tradición de los que nos precedieron. Pero con el paso de los años, con el crecimiento del festival, adoptamos otro significado, un significado social y cultural, que trata de los problemas sociales que tenemos en nuestro pueblo, en nuestro país y en el mundo, con temas como la ecología y la discriminación. Así que nuestro camino está cambiando para mostrar mensajes más sociales que los demás pueden ver, y nuestra cultura es llevada dentro de los barriletes.

 

Al exhibir nuestros barriletes, estamos tratando de llevar un mensaje de paz al mundo, que es muy necesario. Y nos imaginamos que dentro de cincuenta años, nuestros hijos van a estar aquí haciendo barriletes con mensajes diferentes, pero siempre con la misma función: llevar el mensaje a los demás.

 

 

 

Los barriletes de los Happy Boys han sido expuestos tanto en Guatemala como internacionalmente. Cuéntenos sobre esto.

En los casos en los que hemos viajado con los barriletes para exposición, Colombia fue el primer país que nos invitó a su festival en 1999. Después Francia y los Estados Unidos, y ahora Singapur. Nos han invitado a exponer los barriletes y también enseñaré en talleres. Hemos enviado los barriletes también a unos veinticinco o treinta otros países que querían exponerlos, entre ellos Italia, España y Alemania.

 

 

 

¿Cómo ha reaccionado el público a los barriletes en estas exposiciones internacionales?

Cuando viajé a Francia en 2010 con los barriletes, la gente estaba muy emocionada y admirada, porque utilizan tecnología y materiales sintéticos como el Kevlar para sus barriletes. No podían imaginar que el simple papel podría resistir 200-300 metros de presión de aire.

 

Cuando aterrizó nuestro barrilete, corrieron al barrilete para tocarlo y verlo más de cerca. Pensaban que estaba pintado, pero cuando lo tocaban y miraban de cerca, vieron que el barrilete es como un rompecabezas gigante hecho de papel. Ellos se interesaron mucho ??en Guatemala y en visitar el país. Antes, muchos de ellos no sabían donde está Guatemala.

 

 

 

En su taller de hacer barriletes, usted dijo que los barriletes tradicionales guatemaltecos de ocho lados realizados para el Día de Todos los Santos tienen un significado espiritual. ¿Nos puede hablar de esto?

 La tradición oral nos dice que los flecos, el papel cortado y unido al borde de los cuatro lados exteriores del barrilete tradicional octogonal, hacen un sonido cuando se agita por el viento. Este sonido mantiene alejados a los malos espíritus del cementerio.


¿Son los mensajes a los antepasados ??parte de esta tradición?

Sí, mis tíos y otras personas mayores los llaman “telegramas”. Uno escribe en un pedazo de papel una frase para alguien que ha muerto. Después uno hace un agujero en el papel y lo pone en la cuerda del barrilete. El mensaje se mueve hacia arriba en la cuerda con el viento. Cuando toca el barrilete, el mensaje ha sido recibido por el espíritu a quien se le ha enviado. Después de que el mensaje se recibe, la cuerda del barrilete se corta para que el mensaje vaya hacia la eternidad.

 

Si un niño tiene más barriletes, cortará la cuerda cuando su mensaje es recibido. Pero si el niño sólo tiene un barrilete, dejará el mensaje a un lado y volará de nuevo el barrilete.

 

 

 

Los temas y los diseños de los barriletes cambian cada año. ¿Cree usted que el 2012, el fin y el principio de las épocas mayas, será un tema importante en los barriletes de este año?

 

No puedo decirte. Los miembros del grupo no hablan sobre el tema o los diseños de sus barriletes. No sabemos que están haciendo los otros grupos. En algunos grupos, la mayoría de los mismos miembros no conocen el tema de su barrilete ni ven su diseño completo hasta el 1 de noviembre.

 

Si estás con dos amigos que pertenecen a diferentes grupos de barrileteros, no hablan del tema de los barriletes. Se puede hablar de otras cosas, pero no se habla acerca de los barriletes o de su diseño. Los miembros más antiguos del grupo enseñan esto a los pequeños. Todos los miembros de los grupos en Sumpango acuerdan sobre este secretismo.

 

En todos los demás aspectos trabajamos en solidaridad con los otros grupos. Si un grupo necesita un color de papel, por ejemplo, utilizamos trueque, el sistema de cambio utilizado por los mayas, para el intercambio de colores. Si el grupo necesita dinero para materiales, pero no lo tiene, van con otro grupo para pedir ayuda. Trabajamos juntos para cortar el bambú y traerlo desde la costa. Compartimos, pero nunca hablamos de nuestros diseños.

 

 

¿Por qué sigue usted haciendo barriletes? Se necesita mucho tiempo y esfuerzo y también los barrileteros tienen que aportar dinero para los materiales.

 Cuando el evento ha terminado no quieres pensar más en barriletes. Deseas tomar un descanso porque las rodillas y los codos duelen de trabajar en el suelo; los hombros duelen de llevar el bambú y armar el barrilete; tus manos duelen de cortar el papel; estás cansadísimo. Entonces descansas durante un mes. Y después otra vez comienza el trabajo sobre el diseño para el próximo año.

 

Hacer barriletes es una tradición que le permite a uno usar su creatividad. Lo que queda después de hacer el barrilete es la satisfacción de ser capaz de expresar las ideas propias o lo que uno siente. No se trata de una recompensa material. Es tener la oportunidad de experimentar cómo se siente uno en ese día cuando por fin ve el barrilete terminado. Y muchas otras personas también lo están viendo.

 

Uno se siente como un artista, como un pintor que ha terminado un cuadro y luego lo muestra al público. Uno siente la satisfacción de la gente viendo su arte y también que esta obra de arte se completó.

 

 

Los grupos de barrileteros de Sumpango no reciben ningún apoyo monetario por parte de INGUAT ni de los organismos gubernamentales para el festival o para la exposición internacional de sus barriletes. Las empresas y organizaciones pueden patrocinar un barrilete o hacer donaciones directamente en apoyo de los barriletes gigantes.

 

Para mas informacion, visita www.brightfutureglobaltours.com/sumpango-kite-tour.html o llama al 3038-4370.

Para leer mas historias de Louise Wisechild, visita la pagina www.brightfutureglobaltours.com/blog.

 

Escrito por Louise Wisechild

Traducción por Fernando Meneses

About the Author

has written 1891 posts on this blog.